Me he pasado al trail running, ¿Ahora qué hago?



Actualmente, después de la Covid-19, muchos/as de los/as corredores/as que estaban acostumbrados/as a correr por asfalto han decidido pasarse al trail running, ya que este les trae mayor seguridad por diversos motivos (tranquilidad en el ambiente, se realiza al aire libre, ayuda a relajar…); debido a todo esto también han aumentado las carreras de esta modalidad, pero hay que tener cuidado en cómo, cuánto y qué competir, ya que si nos fijamos y queremos copiar a atletas de talla mundial como Kilian Jornet, vemos que se ha pasado los últimos diez años realizando entre treinta y cincuenta carreas, lo que hace un total de ¡450 carreras en los últimos 15 años!

Es verdad, él es profesional y lleva muchos años previos de entrenamiento como para poder permitírselo, ya que utiliza muchas de estas carreras como entrenamientos de velocidad, pero si tu eres nuevo/a lo que se recomienda es contactar una persona que pueda guiarte en este nuevo mundo donde te has introducido, ya que es muy normal sino que lo hagas sin estructura alguna.

CONSEJOS PARA ENTRENAR Y COMPETIR POR MONTAÑA

Detrás del entrenamiento de carreras por montaña, hay un proceso científico y personal de cada persona, es por eso que incluso deportistas que llevan años entrenándose pueden cometer errores, por los que es recomendable contactar con un/a profesional y tomarse muy en serio los siguientes consejos:

  1. Fijar objetivos y expectativas realistas: Plantearse un objetivo (ganar una carrera, terminar en un tiempo determinado y/o simplemente cruzar la meta) es el motor que ayuda a entrenar. Permitiendo la mejora día a día, además de hacer que en los momentos que nos levantemos del sofá en los momentos que se está más desmotivado. Pero es necesario plantearse objetivos que realmente tengan sentido, es decir, si has empezado a correr hace un mes no te fijes como objetivo ganar una carrera. Analízate previamente antes de fijártelo, viendo cuales son tus ventajas y debilidades, el tiempo real con el que cuentas, tu vida laboral e incluso tu dieta. No debes sobreestimarte. Para ver si algo es posible fíjate en lo que te propones y que debes cambiar para conseguirlo. ¿Qué pasa si un objetivo no es realista? Pues que posiblemente no lo alcances, provocando una desmotivación . A veces, al al fijar objetivos tan ambiciosos no se ven los buenos resultados, es por eso que debe hacerse una buena planificación de objetivos.
  2. Entrenar progresivamente: Es importante comprender la progresión del entrenamiento y de las distancias en las carreras por montaña. Hoy en día, la gente quiere correr carreras de 42km. Quizás la hagan y acaben bien, con un buen resultado, y entonces decidan pasar a la de 50km y también acaben bien y decidan repetir, y en la tercera acabaran roto para dos o tres años. Necesitas ir pasando progresivamente por 10km, 20km, 30km,…
  3. No pasarse: Muchos/as de los/as corredores/as amateurs trabajan o estudian a tiempo completo y entrenan de manera paralela porque disfrutan corriendo. A veces, ganan alguna carrera y se creen los mejores, por lo que deciden entrenar más. Es ahí (sobre todo en vacaciones) cuando se produce el sobreentrenamiento y el rendimiento decae. El hecho de contar con más tiempo de entrenamiento no significa que haya que usarlo todo para esto, también hay que descansar.
  4. En la vida cotidiana existe estrés no debe olvidarse: Las personas que no comienzan de pequeños en los deportes de resistencia quieren hacerlo desde el inicio al nivel más alto, pero casi nunca tienen en cuenta el estrés diario que tienen, y esto sumado al que también produce el entrenamiento (sí, el entrenamiento produce un estrés que necesita recuperación), puede acabar en sobreentrenamiento.
  5. Entrenar para los aspectos técnicos de una carrera: Aparte de la distancia y elevación hay otras variables dentro de una carrera por montaña. La gente conoce estas conceptos, pero olvida otros tan importantes como saber el técnica y el terreno sobre el cual discurre la carrera (blando, duro, herboso, pedregoso…)
  6. Prepara cada uno de los elementos, ya que todos están conectados: Cuando se trata de sacar la mejor versión es importante no olvidarse de nada, todo esta vinculado: preparación física, mental, técnica, material…
  7. No tomarse todo demasiado en serio: Para que la motivación no disminuya no hay que tomarse el entrenamiento tan seriamente. Correr por montaña es algo que se hace porque gusta y da placer. Eso no quiere decir que no se haga de manera seria, es necesario planificar y entrenarse bien, pero esto no debe ser lo único en la vida. No debe ser una obligación.

Estos consejos pueden parecer algo básicos, pero no los olvides, ya que pueden ayudarte a mejorar en tu día a día como deportistas, ya que muchas veces con tanto entrenamiento olvidamos las cosas más básicas y simples de las carreras de trail running.

Espero que este documento haya podido ayudarte a salir de dudas sobre el entrenamiento cruzado, así como su utilización a lo largo de la temporada, y sobre todo de la pretemporada. En caso de que sigas teniendo duda o te haya surgido alguna a lo largo de esta lectura no dudes en contactar conmigo sin compromiso a través de cualquiera de mis RRSS: José Carlos Jiménez Vázquez – LinkedIn – Instagram

Deja un comentario